01/02/19
Así es cómo debes llevar a tus hijos en el coche
La obligatoriedad y seguridad de las sillitas infantiles en los vehículos está fuera de toda duda. La utilización de los sistemas de retención infantil de forma correcta reduce entre un 50% y un 80% el riesgo de que un niño sufra una lesión grave tras un accidente de tráfico. En el post de hoy te explicaremos todos los detalles para usarlos correctamente.


Cuántos sistemas de retención infantil pueden instalarse en un vehículo

Las combinaciones posibles parten de dos variables: tipo de vehículo y tipo de sillitas infantiles.

En un vehículo se pueden instalar tantas sillas como plazas tenga el vehículo. Para averiguar si en la fila de atrás podemos poner 2 o tres tenemos que tener en cuenta los siguientes puntos:

-Que tengan la amplitud suficiente como para instalar las tres sillitas sin que rocen entre sí.

-Los sistemas de fijación al vehículo. Todas las plazas han de poseer un sistema de anclaje que vaya acorde con el tipo de silla.

-La complejidad existente para la plaza central trasera con respecto a los dos puntos anteriores, espacio y fijación. Podemos encontrarnos con el caso de que esta plaza no tenga un cinturón con sistema de fijación en tres puntos, sino cinturón ventral. La norma no impide su utilización. Sin embargo, existen muy pocas sillitas para este sistema.

-La forma de los asientos del vehículo. El ángulo entre respaldo y base del asiento puede limitar la reclinación de la sillita.

Y recuerda que todos los estudios coinciden en que los asientos traseros ofrecen mayor protección a los menores que los delanteros.


Cuándo está permitido llevar niños delante

Por llevarlo en el asiento delantero, podemos ser sancionados, aunque la sillita y el anclaje sean correctos.

De manera rápida podemos decir que estaremos obligados a llevar a nuestros menores en el asiento de atrás mientras vayan en algún sistema de retención infantil. Pero maticemos la respuesta. La entrada en vigor en 2013 de la normativa europea R-129 ha supuesto la clasificación de los Sistemas de Retención Infantil por altura, en vez de por peso como antes. El último grupo lo constituyen los niños de entre 100 y 135 centímetros de altura, que ya podrán viajar en elevadores con respaldo obligatorio.
La altura, 1,35 metros, hasta la que estaremos obligados a llevar a un menor en el asiento trasero. Por si fuera poco, aunque a partir de esa altura ya se permite llevar al menor en el asiento delantero, la DGT recomienda encarecidamente que, en la medida de lo posible, viajen en los asientos de atrás hasta al menos el 1,5 metros de altura.

El RGC sólo contempla tres excepciones muy concretas a la norma general:

-Que las plazas traseras ya estén ocupadas por otros menores.

-Que no sea posible instalar en los asientos traseros todas las sillitas necesarias.

-Que el vehículo no cuente con plazas traseras.

No olvides que, si vas a llevar a un menor en el asiento delantero, debes desactivar el airbag primero porque podría ser muy peligroso. ¡Buen viaje!