10/01/18
Mucho ojo a tu coche frente a las bajas temperaturas

Llega el frío y eso afecta a tu vehículo

 

Con la llegada del invierno nos vemos obligados a hacer frente a los meses más fríos del año. Esto no sólo afecta a los seres vivos, los elementos de nuestro vehículo también se pueden ver perjudicados. Las heladas, la humedad y el descenso de las temperaturas pueden afectar al funcionamiento de nuestro vehículo e, incluso, llegar a romperlo.

 

¿Sabes cuáles son las piezas más afectadas por el frío? ¿Cuáles son las averías más comunes cuando caen las temperaturas? Tal y como informa Autingo, es recomendable estar especialmente pendientes de los fallos en la batería, los problemas con la lubricación del motor, el mal funcionamiento del sistema de calefacción y la rotura de las gomas del limpiaparabrisas.

 

 

Las averías más comunes

 

La batería es probablemente uno de los elementos más sensibles al frío. Cuando ya llevan varios años instaladas son especialmente vulnerables a descargarse con las bajas temperaturas. El mayor problema es que además pierden capacidad de recuperación, por lo que es posible que llegue un punto en el que nos sea imposible arrancar el coche. Si nuestra batería es vieja y el frío termina de rematarla, no nos quedará más remedio que sustituirla por una nueva. Esto puede costarnos alrededor de 230 euros. Si queremos evitar este problema, lo más recomendable es proteger el coche de temperaturas extremas siempre que sea posible (no dejando que “duerma” en la calle). Si además comprobamos de vez en cuando su estado en un taller cualificado, podemos prever que de repente nos deje tirados.

 

¡Ojo! No olvides que el coche consume electricidad aunque esté totalmente parado. Elementos como las alarmas, los cierres o es sistema de navegación agotan poco a poco la batería hasta desgastarla. Y la mejor forma de reponerla, es mover nuestro coche y hacer por lo menos un trayecto largo una vez al mes.

 

El corazón de nuestro coche, el motor, es otra de las piezas que sufre especialmente en invierno. Con las bajas temperaturas, sobre todo durante la noche, las piezas y los fluidos (como el aceite, líquido de dirección y líquido de frenos) se quedan extremadamente fríos y necesitan coger temperatura para poder funcionar correctamente. Por ello es recomendable calentar el motor al ralentí, ya que de no hacerlo la estructura entraría en movimiento sin estar correctamente lubricada y se podrían dañar las piezas móviles del motor. Presta especial atención porque en peor de los casos podría llegar a quedar inservible y como poco de trata de un problema de entre 1.000 euros y 1.500 euros, dependiendo del alcance de los daños.

 

Y, aunque no esté directamente relacionado con las averías, no olvides seguir este consejo: antes de arrancar golpea el capó de tu coche. ¿Por qué? Pues porque los gatos callejeros huyen del frío y muchas veces se refugian dentro del capó, cerca del motor si éste está aún caliente. Unos leves golpes espantarán al gato y evitarán que le hagamos daño, así como que nuestro coche sufra problemas mecánicos.

 

El líquido refrigerante es otro de los elementos a tener en cuenta. Si bien es verdad que en principio tiene propiedades anticogelantes, éstas se van perdiendo con el uso y el paso del tiempo. Esto significa que si hace mucho tiempo que no lo cambiamos puede que esté estropeado y no cumpla bien su cometido, pudiendo llegar incluso a congelarse. Si lo cambiamos antes de que sea demasiado tarde supondrá una inversión de 70 euros, peor si el motor se sobrecalienta y llega a romperse la culata, deberemos desembolsar alrededor de 3000 euros. ¡Prevenir es siempre la mejor opción para evitar gastar más dinero en averías graves!

 

Al igual que el líquido refrigerante, el resto de fluidos del vehículo también se ven afectados cuando bajan las temperaturas. Este invierno, no olvides revisar el estado del aceite, el líquido de dirección o el de frenos, ya que son vitales para el correcto funcionamiento del vehículo. Es verdad que tendremos que desembolsar cerca de 50 euros por renovarlos, pero cambiarlos a tiempo evitará averías mayores.

 

Como es lógico, el sistema de calefacción es uno de los grandes olvidados mientras las temperaturas son benévolas. Pero cuando llegamos al coche y todo lo que nos rodea emite un aura gélida… ¡bien que deseamos poner un poco la calefacción y entrar en calor! Pero a veces nos encontramos la desagradable sorpresa de que el sistema no funciona correctamente, probablemente debido a que hay residuos sólidos que obstruyen que obstruyen el radiador. La buena noticia es que solución es sencilla: hacer una limpieza a fondo y cargar de nuevo el circuito. Eso sí, esta operación nos costará alrededor de 150 euros.

 

Por su parte, el limpiaparabrisas también tiene un papel fundamental en los meses de frío. De él depende nuestra visibilidad y es importante que se encuentre en buen estado. Las gomas se desgastan con el uso y además son especialmente sensibles a los cambios de temperatura. En momentos especialmente fríos, las gomas de los limpiaparabrisas pueden llegar a congelarse, quedando pegadas al cristal y rompiéndose al intentar liberarse del hielo. Si cambiamos las gomas a tiempo, bastará con invertir cerca de 36 euros. Sin embargo, si llegamos demasiado tarde y el limpiaparabrisas llega a romperse deberemos desembolsar 50 euros aproximadamente.

 

No olvides echarle también un vistazo a tus neumáticos. La presencia de agua o hielo en la calzada aumenta las posibilidades de sufrir aquaplanning (pérdida de tracción y control debido a una pérdida de contacto con el suelo por evacuación insuficiente de los neumáticos). A pesar de que el límite legal de la escultura se sitúa en los 1,6mm, cuando ésta llega a los 3mm es momento de empezar a pensar en un cambio de neumáticos (especialmente si nos pilla en invierno).

 

Además, si conduces a menudo a temperaturas por debajo de los 7º C deberías pensar en comprar neumáticos de invierno o los inigualables MICHELIN CrossClimate, los primeros neumáticos con certificación de neumáticos de invierno.

 

¡No dejes pasar la oportunidad de comprar neumáticos online a los mejores precios! Visita Vianeumaticos y descubre las ruedas que tu coche necesita.