24/01/18
Preocupante aumento de los accidentes de tráfico

Los accidentes mortales en carretera aumentaron en el 2017

 

Siempre que terminamos un año y comenzamos uno nuevo, toca echar la vista atrás y hacer balance. Por desgracia, si nos centramos en las cifras de accidentes mortales en carretera nos encontramos con que estos han aumentado. Las primeras cifras de siniestralidad del 2017 cuentan 1.067 accidentes con víctimas mortales en vías interurbanas, en los cuales han perdido la vida 1.200 personas.

 

Comparadas estas cifras con las registradas en 2016, hay 28 siniestros y 39 fallecidos más. La única cifra que se ha reducido es la de herido hospitalizados, que con un total de 4.837 se ha reducido en 336 con respecto al 2016.

 

Durante la Campaña de Navidad sin ir más lejos, se dieron 43 accidentes que dejaron 47 fallecidos. Eso supuso desgraciadamente 10 accidentes y 12 muertos más que en el mismo período de 2016. Sin duda un invierno que se recordará amargamente no sólo por las copiosas nevadas, sino también por las vidas perdidas en la carretera.

 

 

Los datos van de mal en peor y hay que tomar medidas

 

Durante algún tiempo la Dirección General de Tráfico (DGT) tuvo motivos para estar orgullosa y relajada. Los accidentes se reducían paulatinamente año tras año y había una sensación general de que se estaban haciendo bien las cosas. Sin embargo, tras 13 años de descensos progresivos en las cifras, en 2016 empezaron a torcerse las cosas. La situación ya no era tan idílica y los accidentes de tráfico aumentaban peligrosamente, tal y como denunciaban asociaciones de conductores, de víctimas de accidentes, carreteras, fabricantes…

 

Gregorio Serrano, director general de Tráfico, tiene claro que hay que seguir haciendo esfuerzos para que estas cifras de siniestralidad vuelvan a reducirse y dejen de ir en aumento. Aunque España es un país relativamente seguro, ocupando el octavo puesto a nivel mundial y quinto de Europa, no podemos dormirnos en los laureles.

 

Las medidas de control, educación, formación, comunicación e investigación por parte del Gobierno son fundamentales para conseguir el objetivo. En la actualidad, cerca de 3,3 personas pierden la vida a diario en accidentes de tráfico en España y es importante concienciar a los conductores de la importancia que tiene cumplir las normas. Actos imprudentes como conducir bajo los efectos de drogas o alcohol, ignorar los límites de velocidad o no hacer uso del cinturón de seguridad están por desgracia a la orden del día.

 

Para este año, las DGT planea presentar la reforma de la Ley de Tráfico y Seguridad Vial, del Reglamento General de Vehículos y del Reglamento de Auxilio en Carretera. Además de todo ello, también se espera que haya más reformas como en plan estratégico estatal de la bicicleta, con el fin de reducir la siniestralidad en este sector tan afectado. Se pondrá en marcha también la plataforma del vehículo conectado y se llevarán a cabo medidas para mejorar la seguridad de los usuarios más vulnerables.

 

 

Castigos más severos contra las conductas peligrosas

 

El factor humano es, por desgracia, es el más importante en la gran mayoría de los accidentes de tráfico… incluso cuando éstos se deben a un problema mecánico es posible que el dueño del vehículo no se haya preocupado lo suficiente por su mantenimiento…

 

Por ello no es de extrañar que desde diversas asociaciones se exija que se endurezcan las penalizaciones contra los conductores que cometen infracciones. Fernando González Iturbe, director general de la Fundación del Comisariado Europeo del Automóvil (CEA), dice que es necesario establecer tanto medidas educativas como medidas punitivas. Además, considera que el castigo de las conductas más graves y reincidentes debería ser ejemplar.

 

Desde la Asociación DIA demandan que las infracciones consideradas como ‘muy graves’ en la Ley de Seguridad Vial sean puestas al mismo nivel que las imprudencias graves del Código Penal, haciendo que las penas sean más duras.

 

RACE señala que sería conveniente que las empresas también invirtiesen más en seguridad, dado que los accidentes de tráfico durante la jornada laboral también crecen.

 

 

Coches viejos y carreteras en mal estado

 

España tiene uno de los parques móviles más envejecidos de Europa, y esto agrava la situación de la seguridad vial. Los vehículos más antiguos resultan mucho más peligrosos y deberían ser retirados de la circulación. Por su parte, los coches nuevos incorporan cada vez tecnologías más avanzadas en materia de seguridad.

 

Un coche nuevo puede ser el doble o el triple de seguro que uno con más de 10 años. Por ello es importante dar facilidades para cambiar de vehículo, de manera que más conductores se lo puedan permitir.

 

Otro punto clave son, por supuesto, las infraestructuras. Las carreteras deben mantenerse en buen estado (con el pavimento uniforme, la señalización bien situada…) para ayudar a evitar los errores humanos o reducir sus consecuencias en el caso de que éste no se pueda impedir.

 

Si nos fijamos en la situación de las carreteras convencionales, nos encontramos con que éstas registran aproximadamente el 80% del total de fallecidos: 45% por salida de vía, 25% por choques frontales y otro 20% por impacto frontal-lateral. No cabe duda de que sería necesario invertir más en el mantenimiento de este tipo de vías.

 

 

Conduce con la mayor seguridad

 

Uno de los elementos fundamentales de nuestra seguridad cuando estamos en un coche son los neumáticos. De ellos depende que podamos reaccionar a tiempo contra cualquier contingencia y que podamos mantener el control del coche en todo momento, ya sea sobre pavimento seco o mojado. En Vialider tenemos las mejores marcas de neumáticos, para garantizarte siempre la más alta tecnología al servicio de la seguridad. ¡Rueda por más kilómetros y más seguro!