Últimas noticias

15/01/2015
MICHELIN rueda por Sudamérica en la presente edición del Dakar

El Dakar, la carrera de vehículos más dura del planeta, celebra una nueva edición. Y como no podía ser de otro modo, el Grupo MICHELIN sigue comprometido con este apasionante desafío del mundo del motor que se celebra cada año desde 1982. Dicha complicidad se ha visto traducida en el acuerdo de colaboración que firmaron MICHELIN y Amaury Sport Organisation ASO, organizador del Rally, hace ya tres años y todo apunta que será renovado en 2015.


La capital francesa y la ciudad de Dakar, en la República de Senegal, eran los extremos que unían esta aventura en sus inicios allá por el año 1978. El París–Dakar se presentó al mundo como un Rally de aventura y resistencia, un desafío a la destreza de los pilotos, a su orientación y una prueba implacable para la mecánica y los componentes de los vehículos participantes.


En este desafío, hombre y máquina se convierten en un único elemento. El terreno, la climatología o los imprevistos, son algunas de las numerosas condiciones que convergen en esta carrera para poner al límite a vehículo y piloto hasta hacer que no exista espacio para la debilidad mental ni motora. La fuerza y la convicción van dibujando las trazadas de coches, motos, quads y camiones a lo largo de algunos de los paisajes más espectaculares que jamás se hayan filmado.


Estos valores son los que también comparte MICHELIN, y los que convierten al grupo en un participante incondicional de este Rally desde hace 33 años, en una aventura visible para más de mil millones de personas gracias a su difusión por televisión e internet.


En está edición, y van siete, el Dakar ha regresado a Sudamérica. MICHELIN está rodando por Argentina, Bolivia y Chile durante dos semanas bajo la atenta mirada de los más de 4 millones de fieles seguidores. Allí es donde los mejores pilotos y los constructores automovilísticos más fuertes ponen a prueba sus límites luchando contra sus competidores para hacerse con la victoria del Rally más duro del mundo.